Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Como hacer un Refresco Casero – Tres Recetas Herbales

Cuando hace calor y hemos estado trabajando en el jardín durante todo el día al sol, una bebida que nos gustaría es fría, dulce y gaseosa. Un refresco. De vez en cuando encontramos refrescos orgánicos y totalmente naturales en las tienda ecológicas y las disfrutamos como un regalo, pero en general las encontramos demasiado dulces y caras. Recientemente nos hemos metido en la rutina de crear algo aún mejor: resfrescos caseros con hierbas, flores y frutas. Se encuentran entre las bebidas más deliciosas que hemos probado en nuestras vidas, así que hoy vamos a compartir como preparar tu propio refresco casero con hierbas y flores y frutos comestibles que quizás ya tengas en tu jardín.

 

Cómo hacer un Refresco Casero

Primero: hay refrescos fermentados naturalmente que usan solo de suero de leche vivo o jugo de chucrut para generar un poco de efervescencia, y también hay recetas para refrescos hechos con paquetes de levadura. Compartiremos ambas técnicas aquí, ¡así que puedes elegir!

De cualquier manera, es la acción de la levadura la que carbonata el refresco: al comer una pequeña cantidad de azúcar, producen gas de dióxido de carbono, que queda atrapado en la botella, aumenta la presión y forma la carbonatación.

Hacer refrescos no es una ciencia exacta. Querrás tener las proporciones y el tiempo muy cercanos al de la receta a continuación, pero no te preocupes si se te mueven cantidades o ingredientes. El punto es divertirse y ser creativo! Recolectamos salvia, anís y flores de saúco de nuestro jardín y las usamos como saborizantes, ¡pero también puedes usar fresas, caléndula, manzanilla, ruibarbo, lavanda, jugo de limón, etc.! También es posible que quieras probar mi recetas de diente de león.

Los ingredientes

  • Un puñado grande de hierbas o flores comestibles de elección (hemos utilizado hisopo de anís, salvia y flores de saúco en tres lotes diferentes, ¡y los tres han salido deliciosos!)
  • 3 litros de agua
  • 350-500gr de azúcar orgánica (o miel u otro edulcorante real).
  • 4 cucharadas de zumo de limón
  • 125gr de iniciador de jengibre (Ginger Bug) ó
  • 1,25gr de levadura (puede usar champaña o levadura de cerveza, o incluso levadura de pan)
  • Botellas de cristal para elaborar cerveza (de las que se auto-cierra por presión mejor).

Para hacer el refresco

1) Coloca un gran puñado de hierbas en tres litros de agua. Deja hervir, y luego deja que se enfríe un poco antes de agregar el azúcar. Revuelve para disolver el azúcar completamente.

2) Cuando el líquido se haya enfriado a temperatura ambiente, mezcla el jugo de limón y el iniciador de jengibre o la levadura en el “té”. Mezcla bien.

3) Usando un embudo a prueba de derrames, y un colador para atrapar material vegetal, vierta el refresco en botellas. Puedes usar botellas con tapa abatible diseñadas para elaborar cerveza, como estas, o puedes usar botellas de refrescos de plástico de calidad alimentaria.

4) Coloca las botellas en un lugar a temperatura ambiente durante aproximadamente 48 horas (36 en un clima de verano más cálido) para desarrollar la carbonatación.

NOTA IMPORTANTE DE SEGURIDAD: Aquí es cuando se necesita estar más atento a las botellas. Si las deja en un ambiente cálido durante demasiado tiempo, la presión del gas CO2 puede llegar a ser tan grande que las botellas pueden explotar, con resultados potencialmente perjudiciales de cristal cortante a bastante velocidad en todas las direcciones. A pesar de que estas botellas de vidrio están diseñadas para la elaboración de cerveza, tendrá que prestar mucha atención a sus fermentos.
Llena las botellas hasta antes del cuello y nunca en el cuello para que esto no pase.

5) Si desea comprobar si hay burbujas, puede abrir ligeramente una de las botellas para ver qué tan efervescente es, luego cerrarla rápidamente. Después de la carbonatación, pon las botellas a el refrigerador u otro lugar frío. Aunque el frío frena la actividad de la levadura, no la detiene por completo, así que planea berberlas en el marco de una semana.

6) Abre con cuidado, lentamente para controlar la cantidad de carbonatación que se ha producido. A veces, puede espumarse un poco como el champán, así que sostén la botella sobre el fregadero para capturar cualquier derrame. Servir frío, o con hielo, y disfrutar!

 

Comparte esta idea

1 comentario en “Como hacer un Refresco Casero – Tres Recetas Herbales”

Deja un comentario