Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

El coche eléctrico es todo un ejemplo para la movilidad sostenible

Desde el advenimiento de la revolución industrial y el inicio de la era de los combustibles fósiles hace más de un siglo atrás, el mundo de la movilidad ha cambiado notablemente, experimentando un giro de 180 grados en torno a las nuevas tecnologías que apunta hacia el uso de energías renovables.

Movilidad sostenible

En este sentido, los coches eléctricos representan la punta de lanza en este nuevo camino que pone de manifiesto un renacimiento de la conciencia colectiva sobre los recursos energéticos del planeta. De esta forma, hablar sobre la movilidad sostenible, cobra un nuevo impulso, gracias al desarrollo de ingeniosas soluciones enmarcadas en la explotación y uso racional de la energía.

 

Los coches eléctricos y el futuro

Antes de hablar sobre el futuro, recordemos un poco de la historia, y es que aunque muchos no lo crean, los coches eléctricos no son nuevos, de hecho el primer automóvil con un motor eléctrico fue desarrollado en 1828 por Ányos Jedlik, era un modelo bastante rudimentario pero ya tenía la esencia de lo que se desarrollaría posteriormente.

Desde ese entonces, la tecnología automotriz fue evolucionando con la incorporación de nuevas tecnologías que han permitido el uso masivo de los coches eléctricos como medio de transporte seguro y sostenible.

De hecho, hoy en día casi todas las empresas automovilísticas tienen al menos un modelo de vehículo eléctrico, y muchas de ellas, ya han anunciado un agresivo plan para sustituir todos sus modelos a esta tecnología, eliminando por completo la fabricación de automóviles de combustión interna.

Eficiencia y Autonomía

A lo largo de la historia uno de los principales problemas que ha enfrentado el coche eléctrico es el relacionado a la eficiencia y autonomía de sus baterías. Por esta razón, las empresas automovilísticas han dedicado gran parte de su presupuesto de investigación y desarrollo para generar nuevas tecnologías que mejoren el desempeño, el rendimiento y el tiempo de carga de las mismas.

En este sentido, podemos destacar como hace 15 años atrás el tiempo de carga completa de una batería era de varias horas, mientras que en la actualidad se ha logrado reducir hasta unos 15 a 30 minutos para una carga rápida de aproximadamente el 80% de capacidad.

En este punto vale la pena destacar el incremento de lugares de carga del coche eléctrico que se encuentran ubicados, en centros comerciales, estacionamientos y sitios públicos de la ciudad, donde las personas pueden recargar sus vehículos con total comodidad mientras esperan o aprovechan el tiempo para hacer alguna otra actividad.

coche eléctrico

Por supuesto, otro lugar para recargar un vehículo eléctrico es tu domicilio u oficina, para ello deberás notificar a tus vecinos o empleador sobre el tema y comprar un “Wallbox”, que es un punto de recarga para coches eléctricos que puede ser instalado en espacios públicos, ofreciendo características técnicas superiores a las de un enchufe convencional.

En cuanto a la autonomía o rendimiento de un coche eléctrico, el mismo estará influenciado por diferentes factores, como la velocidad, la forma de conducción del auto, la topología del terreno y la marca del vehículo. Sin embargo, podemos decir que un coche eléctrico de nueva generación con una carga completa puede rodar unos 650 kilómetros aproximadamente.

 

¿Cuánto cuesta cargar mi coche eléctrico?

Como ya hemos mencionado los coches eléctricos se pueden recargar en un garaje comunitario, en la oficina, en un estacionamiento público, en el centro comercial e incluso en estaciones de servicio que cuenta con este tipo de instalaciones pero, ¿Cuánto cuesta cargar mi coche eléctrico?.

En algunos de estos sitios la recarga es gratuita, sin embargo, en la mayoría de los casos debemos pagar por la energía consumida. En este sentido, lo primero que debemos saber es que el precio de un punto de cargar puede oscilar entre los 1.000 y 1.500 euros dependiendo de la empresa que los instale y sus especificaciones técnicas.

Actualmente, las estaciones de servicio cobran un promedio de 0,3 a 0,4 euros por cada kWh, sin embargo, este precio cambiará en función al tipo de carga seleccionado. Por otro lado, si decidimos recargar el coche en nuestra casa, es recomendable hacerlo en aquellos horarios donde la compañía de servicio eléctrico tenga las menores tarifas, que por lo general, son en horas de la madrugada.

Esperamos que estas ideas verdes os inspiren por un mundo mas verde y sostenible!

👇 PUEDES GUARDARTE ESTE ARTICULO EN PINTEREST 👇

Comparte esta idea

Deja un comentario