Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Necrosis Apical, conocerla y combatirla

MAYO-NEcrosis

Es odioso ver esto cuando has invertido tanto tiempo en tu jardín. Un tomate perfectamente formado y jugoso que está listo para ser recogido … hasta que le das la vuelta y encuentras un manchurrón como cuero negro.
Este
parche venido del mal se llama Podredumbre apical, Necrosis apical o en inglés Blossom rot end. Y créetelo o no, el problema no está en la planta del tomate sí mismael problema está en el suelo. Esta enfermedad le puede ocurrir a los tomates, berenjenas, melones, pimientos, o calabazas.

Afortunadamente, se puede arreglar. Mientras que no se puede “curar” un fruto individual que ya está dañado, se puede evitar que la necrosis apical final vuelva a suceder.

En primer lugar, un poco de fondo. Todas las plantas necesitan absorber minerales del suelo. Es por eso que enmendamos, o mejoramos, nuestro suelo de huerta con hummus de lombriz y compost natural. Estos aditivos pueden ayudar a reemplazar los minerales que se han perdido a través de la lluvia, el cultivo de verduras en los mismos lugares cada año, y así sucesivamente.

¿Qué causa la necrosis?

Una falta de calcio. Las plantas usan el calcio para producir las paredes celulares y las puntas de las raíces, y se requiere en cantidades relativamente grandes cuando la fruta está creciendo.

El calcio y otros minerales viajan a través de la planta con la ayuda del agua. Si la demanda de calcio excede la oferta o no hay suficiente agua para administrar el calcio, los tejidos de la planta se descomponen, especialmente en la raíz.

Esta falta de calcio puede ser causada por:

No hay suficiente calcio en el suelo (esto es raramente el caso)
El calcio está ahí, pero el pH del suelo es demasiado bajo para que la planta pueda usarlo.
Demasiado nitrógeno en el fertilizante, haciendo que la planta crezca más rápido de lo que puede extraer nutrientes del suelo.
La planta no se riega regularmente, por lo que es en modo de supervivencia y no puede extrae minerales de una manera equilibrada.

¿Cómo puedo arreglar la podredumbre apical?

Antes de plantar:

– Testea tu suelo para confirmar el pH y ajustar en consecuencia.
Algunas personas dicen que se puede poner cáscaras de huevo machacadas en el suelo cuando se planta. Si bien esto parece lógico (cáscara de huevo = calcio), sólo se debe añadir calcio si la prueba del pH indica que es necesario.

Después de la siembra:

No use fertilizantes, especialmente aquellos que tienen alto contenido de nitrógeno. Un buen compost funcionará perfectamente.
Regar con regularidad y usar acolchados para conservar la humedad en el suelo.
Asegúrese de que las plantas tengan un drenaje adecuado. Demasiada agua hará que las raíces se sofoquen, lo que conduce al modo de supervivencia donde la planta vuelve a no coger los minerales equilibradamente.

Si te encuentras una planta con Necrosis Apical, quítala completamente y agrega compost al suelo. Sigue las sugerencias anteriores para evitar futuros problemas.

Comparte esta idea

Deja un comentario