Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

5 Consejos para Cultivar Suculentas En casa

Cultivar Suculentas en interiores es complicado si no conoces los requisitos adecuados de suelo, luz y riego. Con nosotros puedes hacer que las plantas suculentas no solo estén sanísimas, si no que sean la envidia de cualquier portada de revista de interiores, ¡solo necesitas saber la manera correcta de cuidarlas!


Las Suculentas son plantas de interior muy populares y con frecuencia las personas dicen que son difíciles de matar. Sin embargo, muchas personas encuentran que sus suculentas parecen tristes en un par de semanas después de haberlas comprado. Hay algunos errores comunes que se remedian fácilmente, ayudándote en tu camino a cultivar suculentas hermosas de interior y mantenerlas vivas en los años venideros.


Suculentas incorrectas

Si bien la mayoría de las suculentas sobrevivirían por un tiempo dentro de casa, la mayoría no prosperará. Las suculentas que se cultivan en interiores deben tolerar poca luz y crecer lentamente. Algunas de las suculentas más fáciles de cultivar en interiores incluyen Haworthia fasciata, Sansevieria trifasciata y Crassula ovata. Muchos cactus también se desarrollan bien en interiores, como Mammillaria gracilis fragilis. A menudo, las suculentas de colores brillantes que se ven en los arreglos y jardines en el suelo comenzarán a ponerse verdes, se estirarán y perderán su forma. Sin embargo, si compras un arreglo de suculentas brillantes y tropical durará mucho más que un arreglo de flores cortadas y no tendrás que ocuparte de él con jarrones y agua. La mayoría de las suculentas permanecerán vivas durante un par de semanas con poco o ningún cuidado.

Drenaje

A menos que seas extremadamente cuidadoso con la cantidad y la frecuencia con que riegas, querrás que tus suculentas estén en una maceta con un/unos orificio/s de drenaje. Las raíces de las suculentas se pudrirían rápidamente si se estancan durante demasiado tiempo (en pocos días). Si bien hay una gran selección de cerámica con orificios de drenaje, muchas no lo tienen. O bien evita estas macetas o haz un orificio de drenaje con una broca de punta de diamante. ¡Podrías hacer un agujero de drenaje a casi cualquier cosa con una broca, cuidado!

El suelo equivocado

Como dijimos anteriormente, las suculentas se pudrirán y morirán si están en suelo húmedo durante demasiado tiempo. Si compras las suculentas en grandes superficies de jardinería o bricolaje, es probable que se siembren en un suelo muy rico que retiene agua y se mantiene húmedo durante mucho tiempo. En lugar de mantenerlos en esta tierra, querrás comprar un “mix para cactus” que seguramente esté disponible en las mismas tiendas. Otra gran opción para el suelo es la tierra de diatomeas. Puedes mezclar esta con un suelo para macetas estándar o usarlo solo. la tierra de diatomeas absorbe agua pero se seca rápidamente. Esto es perfecto para suculentas. Si realmente te gusta regar las plantas, el uso de tierra de diatomeas como el suelo para suculentas ayudará a evitar el encharcamiento.


No hay suficiente luz

La mayoría de las suculentas necesitan pleno sol para mantener su color y forma. Coloca las suculentas en una ventana orientada al sur, donde reciben luz la mayor parte del día. Todavía podrías notar algo de estiramiento si tienes Echeverias que crecen rápidamente y necesitan mucha luz solar. Sin embargo, si tienes Haworthias, Gasterias y Sansevierias, podrán sobrevivir con unas pocas horas de luz por día.

Preocuparse demasiado

Mientras que las suculentas necesitan agua para prosperar, la mayoría tolerará varios días e incluso una o dos semanas sin agua antes de que comiencen a marchitarse y morir. El exceso de agua es la forma más rápida de matarlas. Por lo general, las suculentas son de bajo costo, así que tómatelas con calma, experimenta y observa como se adaptan al lugar donde vives. Preocuparse probablemente resultará en demasiado riego y los conducirá rápidamente a la muerte. Es mucho más fácil revivir una suculenta que ha tenido poco riego.

No es difícil mantenerlas vivas si te tomas en serio estos consejos. Descubrirás que cuanto te permitas experimentar, ¡más feliz serás tú y las suculentas!

 

Comparte esta idea

Deja un comentario