Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¿Es posible comprar ropa interior y pijamas sostenibles?

Mantenernos en armonía con el entorno y procurar no degradarlo más es una de las premisas por las que este pequeño rincón virtual existe y tú nos sigues.

La ropa interior sostenible es un claro ejemplo de ello, donde buscamos siempre la forma de respetar el medioambiente y tratar de, en la medida de lo posible, no contribuir a su destrucción.

Y no es para menos, la producción textil se ha posicionado como la segunda industria de todo el mundo que más contamina. El impacto medioambiental que provocan es demoledor, aunque lo preocupante es que la mayoría de la sociedad desconoce esta faceta de una industria tan contaminante como actual.

Sin embargo, siempre habrá alternativas como la ropa interior sostenible . Con modelos, procesos y materiales que respetan el ecosistema, tanto por los elementos que se emplean en su fabricación como en los procedimientos que permiten lograrlo.

Descubramos las ventajas de la ropa interior sostenible

El concepto “sostenible” implica respeto con el medioambiente, es más, requiere de procesos que impidan que su producción afecte negativamente a cualquier factor de nuestro planeta. Es una de las razones en las que se basa la industria textil sostenible como cualquier otra que asegure su preocupación por el ecosistema.

Y ya no solo hablamos de ropa interior, sino que también tenemos un amplio abanico de opciones textiles, como los pijamas sostenibles, una moda creciente y que cada día consigue más seguidores dentro de nuestro país.

Una de las principales ventajas de la ropa sostenible es la fabricación y los materiales que se emplean para su elaboración. Elementos reciclados como el algodón orgánico, poliéster o nailon, son mucho más respetuosos con el entorno y no son de origen animal, uno de los factores más importantes.

Además, la moda sostenible permite que la mentalidad de la sociedad varíe, salga de los parámetros actuales donde la ignorancia en muchos casos es la tónica habitual. Muchos desconocen de dónde proceden sus prendas favoritas ni cómo o cuánto han costado ser fabricadas a costa de la salud de nuestro planeta.

Modificar la conducta sobre el consumo desmedido, permitir que tengamos una postura mucho más cercana con el entorno y no ceñirnos únicamente a los parámetros de la moda actual.

Una industria y pensamiento sostenible cada vez más cercano

Si bien es cierto que los productos ecológicos, respetuosos con el medioambiente y demás elementos sostenibles, suelen proceder de un mercado más reducido y por ende, costoso. No debemos frenarnos por este condicionante.

Con cada semana o mes que transcurre, la ropa interior y los pijamas sostenibles, así como cualquier otra prenda de vestir o incluso de consumo, se abren paso gracias al cambio de conciencia que muchos tratamos de inculcar en la sociedad.

Preocuparse por la salud de nuestro planeta es lo mínimo que podemos hacer. Y más aun cuando podemos hacerlo sin perder un solo ápice de comodidad o prestaciones gracias a empresas como Hunkemöller, comprometidas con esta labor.

Prendas textiles sostenibles vs las habituales

La sostenibilidad no implica una diferenciación total respecto de la moda tradicional. La industria en general, en función de los criterios y modas que impone la sociedad, va modificando su forma de producir y fabricar.

El problema es la desmedida cantidad y demanda de materiales que actualmente impone la moda. Lo bueno de estos pijamas y ropa íntima que pusimos de ejemplo, es que ni una sola fibra es de origen animal.

Una industria comprometida con el respeto al medioambiente contribuiría notablemente a allanar el camino a las prendas sostenibles, sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer. A día de hoy, la diferenciación la encontramos en estas firmas que han optado por tomar la alternativa.

Sin lugar a duda, una iniciativa que no podíamos dejar pasar por alto. Su esfuerzo merece nuestro reconocimiento.

Esperamos que estas ideas verdes os inspiren y ayuden a concienciarnos y ayudarnos a cambiar el mundo.

Comparte esta idea

Deja un comentario